Turismo y tecnología móvil, el tandem perfecto

Turismo y tecnología móvil, el tandem perfecto

Comparte esta entrada
Share

¿Alguna vez has acudido a una agencia de viajes y estaba cerrada porque no coincidía con tu horario laboral? ¿Has utilizado internet para organizar un viaje al extranjero? ¿Lo has hecho a través de una agencia pero por internet? ¿Sabías que las oficinas de turismo sirven como también como punto de recogida de entradas de actividades culturales y de ocio…..? ¿Has cerrado algún vuelo con el móvil? ¿Cuánto has utilizado la tecnología para moverte en un destino desconocido?

Éstas y otras preguntas evidencian que asistimos a una nueva realidad en la que nos resulte imposible dar marcha atrás y sólo imaginemos posibilidades que aún están por llegar.

El movimiento en tiempo real y el turismo son sinónimos.

Debemos reflexionar sobre qué tipo de demanda espera recibir el turismo en España, y sobre todo si la oferta está preparada para absorber los cambios que se han venido produciendo en los últimos años con el reajuste del consumo nacional pero una demanda extranjera aún muy potente.

El turismo es uno de los pilares más indiscutibles de crecimiento de la economía española desde los años 60. Y lo que es más importante: crecimiento sostenido y crecimiento de valor real, a salvo de especulaciones directas.

Las nuevas tecnologías son un motor fundamental que potencia el desarrollo en cualquier sector. Es algo inevitable. Nadie puede escapar a su avance. Es un contagio positivo del que hay que enriquecerse y frente al que sólo se debería de esperar capacidad de reacción y algo de visión a medio plazo. Su coste reducido permite optimizar los recursos al máximo, adaptarse a la demanda y ofrecer justo lo que se espera: flexibilidad y personalización.

¿Y qué hay más personal y flexible que un móvil?

No debemos de esperar mantener el sector por pura inercia y valor de base, sino que su constante mejora no es una exigencia, es una obligación.

 La diversificación de la oferta que se adapte al máximo a una demanda cada vez más personalizada y en un entorno tan competitivo como el actual es la clave del éxito. La tecnología es la llave.

La rapidez de diagnóstico en el estudio de un mercado tan complejo facilitan al máximo la velocidad de respuesta del (y para el) factor humano.

Si unimos estas variables el éxito sólo es fruto de la lógica.

Comparte esta entrada
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *